Participación en Crowdscience de la BBC

Unas semanas atrás me contactó Caroline Steel, productora del programa Crowdscience de la BBC de Londres. El contacto se inicio un par de años atrás cuando me encontraba llevando a cabo la investigación «Presente, Decisión y Dominio» y, por dudas que me surgieron tras escuchar una de sus ediciones, decidí escribirles.

Caroline me comentó que, en una próxima edición (“How do you navigate in space?“), tratarían brevemente la problemática norte-sur desde una perspectiva social y se encontraba planificando una serie de pequeñas charlas con habitantes de puntos sures para ampliar perspectivas. Tras aceptar la invitación, nos encontramos por videollamada.

 Â«Mira pibe, si Beethoven hubiera nacido en Tacuarembó (capital de departamento uruguayo), hubiera llegado a ser director de la banda del pueblo»

Eduardo Galeano
(Onetti, El libro de los abrazos) [1] [2] [3]

Hablamos sobre lo determinante que es la coerción del norte sobre el sur en nuestras vidas, lo que nos afecta como personas y comunidad. Las oportunidades y la contra-cultura que, de dicha coerción, surge con respecto a lo propio; el esfuerzo extra, por momentos paródico, que debemos hacer para insertarnos en «el mundo»: como le mencionaba, el hecho de que nos hayamos comunicado en inglés, es una muestra de ello. También hablamos de que, según se puede apreciar o interpretar en producciones y contenidos culturales de ese hemisferio, podríamos pensar en cierta visión norteña hacia los sureños como personas incompletas.

En un primer momento, cuando me invitó a ser grabado, tomé la opción de ser doblado en inglés, me pareció mejor expresarme en mi idioma. A los pocos días, cuando se encontraban finalizando trabajos de edición, se volvió a comunicar y me consultó sobre la posibilidad de grabar unos minutos de la charla en inglés a lo que accedí y tuvo su visto bueno. Finalmente, decidieron incluir el audio en castellano, seguramente el enfoque que abordamos pudo haber incidido. Además, entre risas, le dije que me encantaría escuchar mi voz doblada con un «hermoso acento británico de la BBC».

Justamente, eso fue lo que sucedió con las siguientes palabras:

Obviamente, la posición y los conceptos en que vemos a la geografía, refuerza esa idea de incompletitud. Un norte completo y un sur que debe completarse con ese norte, con su funcionalidad, con la funcionalidad del norte: «Tenemos que seguir el norte, las brújulas señalan el norte, hemos perdido el norte».

El programa se puede escuchar completo en el siguiente enlace, debajo les comparto la transcripción de las preguntas y respuestas originales.

Me queda agradecer el espacio, la empatía y calidez brindada por Caroline y Crowdscience, deseando que podamos encontrar cada vez más espacios en el norte y en el sur mismo, donde las voces del sur puedan resonar, ser escuchadas y reconocidas en su completitud y alteridad. El diálogo es fundamental, en todo ámbito. En esta oportunidad fue una pequeña participación en un programa de ciencia que se atrevió a hurgar un poco más allá.

Un abrazo.


Transcripción preguntas y respuestas

-¿Qué opinás de la forma en que se confeccionan los mapas y la relación norte-sur?

Creo que la forma en la que dibujamos el mapa no es tan importante, es solo un modelo. Lo importante es lo que ese modelo genera con su funcionamiento. Incluso creo que podemos pensar que hay matroskas de norte-sur, en cada país, ciudad o región. Con esto me refiero a que es una situación que se repite, por ejemplo, en Italia, España y Argentina mismo, es algo que vemos continuamente.

La cuestión de fondo podría ser la otredad: hay una parte de la humanidad que parece ser incompleta, una suerte de parodia que debe responder a una completitud externa, a algo que no le pertenece. También, creo que ponerse en lugar de parodia legitima esa forma de pensar, permite que continue.

Obviamente, la posición y los conceptos en que vemos a la geografía, refuerza esa idea de incompletitud. Un norte completo y un sur que debe completarse con ese norte, con la funcionalidad de ese norte: «Tenemos que seguir el norte, las brújulas señalan el norte, hemos perdido el norte».

-¿Cómo crees que nos impacta y que podríamos hacer para mejorarlo?

Creo que si pensamos la problemática desde el punto de vista que te comentaba, podemos comprender la forma en que nos impacta; podemos comprender como actúa ese modelo. Hay, por ejemplo, personas que creen ser del norte y viven en el sur y, creo que también hay británicos o norteamericanos que creen ser del norte pero que, para el mismo norte, son gente del sur. Si podríamos notar esto, creo que podríamos lograr una mayor empatía. En este momento, con el avance tecnológico-filosófico, estamos en situación de aceptar la aleatoriedad y alteridad de las verdades y que no somos gente incompleta, solamente diferentes.

– ¿Te gustaría que la situación fuera al revés?

Creo que es muy claro que todos querríamos ser del norte, ser dominantes; me refiero a que, para muchos, la igualdad o una mayor empatía, sería una imposición. Lo vemos todos los días en las redes sociales y otros ámbitos políticos.

Lo que puedo decirte es que, al menos desde acá se siente que es más fácil ser del norte: aquello que es una suerte de nivel del mar para muchos de ustedes, es una colina arriba para muchos de nosotros. También creo importante reforzar que, el norte, impone estas reglas, que son las reglas del juego, tanto para ustedes como para nosotros. Tenemos más en común de lo que se imaginan. Creo factible cambiar estas reglas si nos podríamos ver como personas completas, sin encerrar al otro en nuestra realidad.