De los ciclos corpóreos

Así como el agua se solidifica y cumple un ciclo, el cuerpo muta continuamente de estados también.

Veremos el ciclo del cuerpo solamente por instancias naturales en un principio y, con el pasar de los años, aprenderemos a manipularlo -y lo artificial pasará a ser natural-.

Cuando al fin comprendamos estos conceptos podremos cambiar nuestros estados y frecuencias y así caminaremos sobre las aguas como aquel Mesías. Simple química, las frecuencias y la repulsión de las polaridades.


© 2007

  • Etiquetas: