Sea

Los pasos se vuelven sordos en verano y crujiente es el silencio enredado en tallos amarillentos y deshidratados 一otra vez no va a pasar, me lo voy a asegurar一. Las frases se hacen y deshacen en mi cabeza 一ahora vas a ver一, el calor quema en la llema de mis dedos y mi mente niega el misterio 一¡nunca más!一. Me agacho, cubro mi rostro con manos temblorosas 一¡no, señor!一, me silencio y, tras besar mis dedos índices enfrentados 一¡jamás!一, tomo coraje y el grito sale atronado: ¡SEA!


2018