Rosa de Cheshire

Eran las tres
de la mañana
Marías.

La risa – rosa – florecía en silencio, abriéndose lentamente; cartulina arrojada en compresión. En ocasiones prevalecen otras sirenas; la pertenencia fue una de ellas: veneno del lenguaje, semilla de carencia. – ¿Cómo puedes vivir sin preservar identidad? – 1, 2, 3… – ¿cómo puedes vivir preservando solo una? – Otro acento azul – y Francia – fue replicado en aquel árbol cuando el gato partió a Cheshire y las manzanas cayeron.

2019.